Seleccionar página

Cerrajero Mallorca aconsejamos que para quienes gustan de las tareas manuales no hay nada más satisfactorio que realizar algunas labores en la casa donde se vive aprovechando esas habilidades, ya que permiten disfrutar de la actividad mientras compartes tiempo con tu familia o amigos.
Uno de los trabajos más comunes que se debe realizar periódicamente en casa es el cuidado de las ventanas y de sus marcos para que estén en buen estado, dada su prolongada exposición a la intemperie.
En este sentido, lo primero que tienes que hacer es organizarte y tener a la mano los materiales necesarios para concretarlo conforme el número de ellas que vayas a retocar.
¿Qué debes hacer primero?
Asesórate en la ferretería para que adquieras el tipo de pintura correspondiente con el tipo de material de la ventana. De igual manera debes contar con guantes, brochas, cinta y lijas suaves.
Una vez tengas estos materiales a la mano, procede a limpiar las áreas que vas a renovar. Si es necesario lávalas y déjalas secar antes de iniciar la tarea de renovación, de ese modo estarás eliminando restos de polvos, hojas o pequeñas ramas que pueden haberse incrustado en sus orillas.
¿Cómo vas a realizar esta tarea?
En cuanto estén secas las ventanas y sus marcos, protegerás los vidrios colocando la cinta en sus bordes. Así quedarán aseguradas y protegidas de la pintura que vas a aplicar. Si notas que los vidrios están flojos, aprovecha de agregar algo de masilla o de cambiar el burlete que los fija, recordando recortar o eliminar los excesos.
Usualmente se recomienda se recomienda desmontar las ventanas para trabajar con mayor facilidad, dejando el marco con mejor posibilidad de ser trabajado. Pero no hay problema si decides trabajarlas tal como están.
Lo importante es que puedas proteger mientras tanto las bisagras, las cerraduras y los pestillos con la cinta y cuidar de no dejar caer pintura en ellos.
Ahora sólo te quedaría pendiente inmovilizar la ventana. Para esto puedes usar una cuña, una cuerda o papel periódico. La idea es que esté fija mientras la pintas y evitas que se manche o se dañe la pintura mientras se seca.
Eso si, antes de comenzar a aplicar la pintura, debes lijar suavemente la superficie que vas a pintar para quitar los restos de pintura vieja, fijándote de colocar masilla a las grietas que afloren en la ventana o en su marco, que después lijarás para que quede a nivel con el resto de la pieza.
Procede a aplicar la primera capa de pintura y dejar secar. A veces se necesita colocar antes de pintar una capa de algún protector del material, eso dependerá de las condiciones climáticas del área donde vives y de las condiciones de la ventana.
Una vez seca pasa una segunda mano, espera su secado completo y elimina la cinta que has colocado, ajusta las bisagras y cualquier tornillo que veas algo flojo y listo, ¡has recuperado y renovado tus ventanas!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
PULSE PARA LLAMAR